PALENCIA: La provincia más rica de Europa en obras maestras del románico

24/Nov/2018 | Por | Categoría: General

La exposición de las Edades del Hombre encara sus últimas semanas en Aguilar de Campoo (Palencia)

En otoño el verde empieza a esfumarse para dejar paso a una maravilla cromática multicolor que tiñe de ocres los campos y bosques, resultando una estampa que atrapa por su encanto. Es un gran momento para perderse en espacios naturales o enclaves rurales en los que un paseo ya es un regalo para la vista. Pero si, además, esa mirada se completa con paradas en el camino en las que irrumpe un Patrimonio con mayúsculas, la llegada del frío lejos de ser un impedimento para viajar se convierte en un «plus». Es lo que ocurre en la Montaña Palentina, en la que una excepcional colección de románico espera expuesta al aire libre al visitante, camuflada entre el paisaje y sus pueblos.

Este otoño, visitar la zona tiene además especial interés, ya que Aguilar de Campoo ya ha comenzado la cuenta atrás para la clausura de Las Edades del Hombre, la muestra de arte sacro que acoge desde mayo y que cerrará sus puertas el 9 de diciembre.

Con esta exposición como excusa para no dejar pasar la oportunidad de acercarse en las próximas semanas a la zona, una vez allí es imprescindible sumergirse en las maravillas del románico del entorno y sus templos atrapados en el tiempo en la montaña. Y es que la provincia de Palencia es la zona más rica en monumentos de este estilo de toda Europa.

Santa Cecilia, en Aguilar de Campoo
Santa Cecilia, en Aguilar de Campoo – HERAS

Todo empieza en Aguilar de Campoo, la puerta de entrada al «Románico Norte». En ella, se asientan joyas como la Ermita de Santa Cecilia y la Colegiata de San Miguel, las dos sedes de Las Edades del Hombre; el tranquilo convento de Santa Clara; la iglesia de San Andrés, originalmente situada en la falda del castillo y que fue trasladada piedra a piedra; y el Monasterio de Santa María la Real, que alberga el centro Expositivo del Románico y del Territorio. Dignas de una visita son también la fortificación y las murallas, las casas blasonadas, los palacios del municipio y la judería; y en las proximidades del embalse, la actual ermita del Llano (la original estaba en la cima de la loma pero con la construcción del pantano se decidió construir una nueva).

Una vez cautivado por Aguilar de Campoo, el turista se enfrenta a un sinfín de construcciones que salpican Palencia. Desde grandes iglesias parroquiales a humildes ermitas rurales, hay que preparar bien el viaje si no se quiere perder detalle. Y es que la lista de paradas es infinita. El norte de la provincia es un paraíso para los amantes del románico que encuentran en esta zona atractivos como el Monasterio de San Andrés de Arroyo de Santibáñez de Ecla, la ermita enclavada en la roca de Vallespinoso de Aguilar, la iglesia de San Cipriano de Revilla de Santullán -uno de los mejores templos del románico rural- o la ermita de San Pelayo en Perazancas, cuyo interior está cubierto de pinturas murales, siendo uno de los escasos restos pictóricos románicos de la zona.

Con motivo de Las Edades se ha creado el Epílogo «Ecclesia Dei»con rutas a los principales templos románicos del entorno de Aguilar de Campoo, organizadas en torno a siete destinos temáticos y que se adentran en las riberas del Pisuerga y Camesa, el embalse y los entornos de Santullán, Cervera de Pisuerga y Ojeda.

Otros caminos

Para quienes tengan tiempo para alejarse un poco de esta zona, en el resto de la provincia existen otras rutas que también siguen los pasos del Románico, como la que toma como referencia el Camino de Santiago, en el que se hallan el templo de San Martín de Tours en Frómista o la bella portada con la Adoración a los Reyes Magos de la iglesia de Santa María de las Victorias del Camino en Carrión de los Condes; o la que se centra en el Románico Sur de Palencia, que parte de la capital y de la «bella desconocida» -como se conoce a su Catedral- e incluye paradas como Villamuriel de Cerrato y su iglesia Santa María la Mayor, en la que destaca su cimborrio y la torre.

 

Tags:

Deja tu comentario