Las bondades de estudiar y dormir en el colegio

12/Sep/2018 | Por | Categoría: Actualidad

 Carlota FominayaCarlota Fominaya
@carlotafominayaSeguir

MADRIDActualizado:

Estas son algunas de las ventajas que supone para el alumno estudiar y dormir en el colegio:

Cuentan con más medios

Tienen a su disposición más medios para alcanzar sus objetivos académicos (profesores de apoyo que les ayudan cuando necesitan alguna aclaración o explicación en sus tareas, monitores que les aconsejan y acompañan tanto a nivel académico como personal, los propios compañeros suelen ser un soporte ante las dificultades…).

Favorece la autonomía

Se favorece de esta manera la tolerancia a la frustración, se entrena la resiliencia… Los alumnos son protagonistas de su propio proceso de maduración y aprendizaje, que es construido por ellos mismos de manera activa y participativa.

Integración y participación

Este modelo abarca todas las dimensiones formativas de la persona. Un internado residencia vendría a representar una «inmersión en la educación», porque permite la participación en más experiencias educativas y más variadas, que se presentan a la persona de forma integradora y continuada.

Vivencia global

Un colegio con residencia integra la formación académica con un aprendizaje de sentido para la vida.

Potencia las habilidades sociales

Fomenta la adquisición de las habilidades de relación y comunicación, permitiendo a la persona ampliar y enriquecer su círculo social con compañeros de diferentes procedencias, culturas, contextos… Los vínculos que se crean son más intensos, auténticos…

Organización del tiempo

Favorece la capacidad de planificación del trabajo y organización de tiempos (ratos libres o estudio). En estos colegios suele estar todo muy pautado (tiempo libre y de ocio, de estudio, de descanso).

 

Tags:

Deja tu comentario