15 PREGUNTAS a… (XXIII)

12/Dic/2007 | Por | Categoría: Entrevistas
María José MONFORT entrevista a …
Concha. Hija de Eduardo y de Matilde, dos personas íntegras y auténticas, gracias a las cuales puedo dar fe de que existe el amor para toda la vida. Quizás por eso tengo el listón tan alto y no he encontrado (aún) al hombre que me complete. Farmacéutica. 45 años. Llevo 20 años en la industria farmacéutica y he vivido 2 en el extranjero.
¿Amas, a quién primero?
A Dios, principalmente por agradecimiento y correspondencia. Con lo que Él me quiere…
¿Compartes, lo que tienes o lo que eres?
Comparto ambas cosas. Cuando he tenido mucho, gracias a Dios, lo he compartido, y cuando ha sido menos, también. Comparto mi alegría y mi pasión, creo que es lo más “evidente” en mi. Lo que no se da, se pierde.
¿Te gusta la verdad, siempre?
Me gusta la verdad, pero no creo que necesariamente siempre haya que contarla toda.
¿Te sientes libre?
Muchísimo. Soy un espíritu libre. Incluso con las cargas personales que tengo (que tenemos todos), me siento libre en cada momento, lo cual no significa que haga lo que me dé la gana, pero sí que en cada momento yo decido lo que hago. Creo que los años también ayudan a quitarse cadenas.
¿Eres feliz, con el corazón o con la cabeza?
Si, soy feliz. Con el corazón el 90% de las veces. Pero, en los momentos en los que el corazón se pone tontorrón, la cabeza da mucho más valor a la felicidad.
¿Trabajas, por qué, para quién?
Trabajo porque creo que puedo y debo contribuir al bien común. Trabajo porque Dios me dio una inteligencia que tengo la obligación de utilizar. Para qué? para hacer medicamentos buenos para los pacientes que los necesitan, para completar la obra de la creación de Dios, para que la empresa para la que trabajo tenga beneficios, para enriquecerme (interiormente), para prosperar (porqué no?), para relacionarme con personas interesantes, para ser útil a la sociedad, en fin para montón de cosas.
¿Eres amigo de tus amigos, sólo?
Soy amigo de mis amigos. También sé querer a la gente, pero no de igual forma que a mis amigos. Alguna diferencia hay que hacer, no?.
¿Cómo “eres” familia en tu familia?
Haciendo que cada uno de los de mi familia esté en cada momento a gusto, haciendo que siempre mi casa sea el hogar, donde uno vuelve cansado del día y está, finalmente, en casa. A veces (muchas), con silencios,.otras, con una buena conversación, y otras, con un caldito caliente. Según lo que necesiten.
¿Estás disponible, escuchas o hablas?
Estoy disponible? Si. Suelo hablar, más que escuchar, eso si, igual a veces más de la cuenta porque intento ayudar a la gente que quiero. Pero, voy aprendiendo a estar disponible y dejar espacio a los silencios. La tarea no es fácil…
¿Solidario, con quién?
Te seré sincera y creo que igual, hasta políticamente incorrecta. ODIO la palabra solidaridad, creo que por demasiado escuchada. Me gusta más la palabra CARIÑO. La solidaridad me suena algo fría y distante, sujeta a modas, a veces obligada, demasiado manida… Por eso prefiero cariño. Cariño, con quien? Con todo el mundo, todos necesitamos que nos quieran!!!
¿Tolerante, con qué o con quién?
Tolerante con todas las faltas que se producen por el corazón. Todos somos capaces de grandezas y de miserias, y las segundas suelen ir con “excesos” del corazón. Además, con lo que me toleran a mi, como para ser intolerante… Con el tiempo, he aprendido que incluso las personas que han cometido lo peor de lo peor, han podido llegar a tener motivaciones que yo podría compartir según las circunstancias en las que estaban estas personas. Esto último no me sale así, de natural… Cuando me entero de barbaridades, la primera es reaccionar a lo bestia. Pero luego intento ponerme en su pellejo. Yo podría también hacer cosas horribles según el momento…
La política ¿sólo para los políticos?
Noooooooooooooooo. Es como decir que la Iglesia es solo para los curas. No. Política para todos los ciudadanos. Todos tenemos algo que decir y que hacer todos los días para que nuestra sociedad sea mejor. TODOS. Creo que la contribución de cada uno para el bien común es como el “efecto mariposa”, la teoría de que una mariposa batiendo sus alas en Brasil puede originar un tornado en el sudeste asiático. Lo bueno o malo, sobre todo lo bueno, lo pequeño que hacemos cada día tiene una dimensión que ni imaginamos. Formamos parte de la Historia (con mayúsculas) en cada una de nuestras acciones.
Diversión ¿qué necesitas para divertirte?
A mis amig@s. Pero si no los tengo cerca, te daré un ejemplo: disfruto especialmente con un paseo por Madrid en otoño, particularmente por el parque del Retiro. Con o sin lluvia. Es una maravilla en ambos casos.
Alegría y dolor ¿son compatibles?
Por supuesto!!! El ser humano es muy contradictorio. Ante el mayor dolor que tengamos, siempre, siempre, siempre, hay algo que nos puede hacer estar alegres. Eso si, cada uno tiene que sintonizar su dial y saber donde está la frecuencia de su alegría, a cada uno le puede alegrar una cosa; evidentemente, es mejor que nos alegre que hayan descubierto la vacuna contra el cáncer que el hecho de comprarnos un bolso nuevo, pero hay que disfrutar de todo, también en momentos complicados.
Dios ¿está en tu vida, cómo?
Dios está en mi vida siempre (dime si no…), en mis momentos buenos y malos, en mi teclado del ordenador y en mi cocina, en mis partidos de padel y en las reuniones de mi familia. Está como un padre paciente, como un amigo fiel, como una madre amorosa, como un abrazo cálido, como el que siempre me comprende y me disculpa, como el motor de mi vida. Me conmueve saber que el creador del cielo y de la tierra, del Everest y del Amazonas, de las noches estrelladas de verano y los atardeceres en la playa, esté tan pendiente de mí… Es una pasada.
Muchísimas gracias, no conseguimos tomarnos la cerveza este 2007 pero, triunfaremos y lo conseguiremos antes del verano ¿de acuerdo? Un abrazo, MJ

Deja tu comentario